EL ÁCARO ROJO, EL ENEMIGO OCULTO BAJO LA PIEL

Tamara Redondo Sanz
Licenciada en Veterinaria.
Llega el otoño y el peligro del ácaro rojo vuelve a estar presente para tu perro sobre todo si te gusta pasear con él por el campo.
Jueves 10 Mayo 2018
E
El Neotrombúcula Autumnalis aparece con la finalización del verano en zonas de altitud superior a 1200m en zonas de pinares o helechos, zonas habituales de recogida de setas. Estos ácaros producen una tremenda reacción en la piel con sus picaduras, debido al líquido que inyectan al picar, que es una mezcla de su saliva y sus jugos digestivos que es muy irritante y provoca intenso picor. La mayoría de las especies de estos ácaros son parásitas de la superficie de la piel. 
El ácaro rojo
Las reacciones dérmicas son producidas por las larvas de estos ácaros que tienen un tamaño de unos 0,2 mm, con tres pares de patas y con el cuerpo parcialmente cubierto de pelillos, y su característico color rojo bermellón, que les da nombre. Además tienen unos dientes similares a una daga. El ácaro rojo es un habitante del suelo y subsuelo y las larvas suelen estar en las hierbas y pequeños arbustos aguardando agrupadas el paso de una persona o perro. Esta actividad aumenta con el tiempo cálido y soleado, precisamente cuando más se pasea por bosques y zonas con vegetación abundante en otoño.

En los animales suelen picar entre los dedos o en axilas, ingles, orejas, párpados y comisuras de los ojos. En las personas en las flexuras de la rodilla y codos, ingles, axilas, genitales y cintura, entre otras zonas. Sin embargo, suele agarrarse a la piel, siendo dificil desprenderloa con el rascado facilitando así el diagnóstico, por lo que se identifican fácilmente por su coloración, y con un rápido vistazo al microscopio.
En nuestro perro notaremos que al principio tiene una elevación rojiza, diminuta, acompañado de un intenso picor doloroso. Después se va agrandando alcanzando hasta 2 mm y se puede caer el pelo en la zona de la picadura y puede verse sangrado. El rascado aumenta la importancia de la lesión, que acaba convirtiéndose entonces en una pústula. Los síntomas suelen aparecer entre 24 y 48 horas tras la exposición.

Además de síntomas dérmicos produce efectos sistémicos como vómitos agudos, y diarreas acuosas, apatía, decaimiento grneral del animal, pudiendo producir una rápida deshidratación del animal, lo que hace imprescindible acudir de urgencia a nuestro veterinario. Los casos más graves pueden cursar con dehidratación severa, pérdida marcada de proteinas, daño hepático y renal, pudiendo alcanzar incluso la muerte en los casos más graves.
Prevención

La prevención para este tipo de ácaros no está demasiado estudiada, pero se ha comprobado la eficacia de sustancias insecticidas como el fipronilo. De todas maneras se recomienda no frecuentar con nuestro perro zonas de altitud superior a 1200m desde que finaliza al verano hasta que llegan las heladas. En la provincia de Soria se encuentra en la zona de Piqueras (La Póveda), Urbión, Zona de Vinuesa y Sierra Cebollera principalmente, que son las zonas donde vamos a coger setas y hongos de temporada.